¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Vie Ago 28, 2015 7:04 pm.
Últimos temas
» Ficha de Kanok Rey
por Setsu D Law Mar Jun 28, 2016 2:44 pm

» Spectrum (Af. élite)
por Invitado Dom Mayo 01, 2016 8:49 pm

» Roljutsu [Afiliación élite]
por Invitado Dom Abr 24, 2016 1:16 am

» One Piece Sea Emperors { Afiliación Élite }
por Invitado Dom Abr 17, 2016 4:17 pm

» [Elite] D gray man Rol
por Invitado Mar Abr 12, 2016 10:04 am

» Pirate Codex [ Confirmación Af. Élite ]
por Invitado Sáb Abr 09, 2016 9:45 am

Shiki Topsite!
Agradecimientos especiales a The Captain Knows Best, por los recursos tomados, como la zona de afiliación y el tablón de anuncios, de igual formas tablas, de igual forma a source code por las tablas y recursos prestados, Nakama Fighters esta protegido por Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños. Las imágenes, estilos, fonts y demás pertenecen a sus respectivos dueños, Agradecimientos Especiales por diseño del skin, Tablas y mas a FroshieLicencia Creative Commons
Nakama Fighters por Gol D. Roger se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Afiliados Élite (40/112)
40 por 40Crear foroFairy Tail Chronicles photo untitled45.pngOver ChargeAlmos ImmortalCrear foro
Hermanos (06/10)
Foros Nuevos (00/30)
© HARDROCK
Estadísticas
Tenemos 22 miembros registrados.
El último usuario registrado es JimHornsby6736.

Nuestros miembros han publicado un total de 6041 mensajes en 1092 argumentos.

Juego de azar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Juego de azar

Mensaje por Invitado el Miér Jun 19, 2013 5:20 am

Juego de azar, destino, tierra en la que poner la vida en ella, nuestro pirata había sentido la extrema necesidad de llegar hasta el lugar donde una carta le había enviado. Para entender lo ocurrido debíamos regresar al pasado, a tres días antes de la situación actual, a un día como otro cualquiera en la vida de Meliodas, el mejor pirata de la historia, el ser omnipotente que era capaz de conseguir lo inimaginable, tocar los pechos de todas las mujeres de la ciudad y seguir vivo para contarlo. Su olfato se lo decía, la visaba de una nueva presa, una dama de esbelta figura que llegaba hasta el puerto de la ciudad, así fue como una sombra salió de entre los matorrales, un hombre de rubio cabello empedernido como si no contuviera su vida saltaba hacia aquella dama sin aviso alguno. Un impacto, un severo golpe en el pómulo del muchacho bastó para estampar su cuerpo y cabeza contra el duro asfalto, dientes salieron disparados, ropa magulladas y posiblemente contractura en el cuello. Todo eso no bastó para hacer que Meliodas levantara su cuerpo de la tierra firme con el claro objetivo, tocar los grandes y voluminosos pechos de aquella mujer. La mala suerte parecía acompañarle pues el cielo oscuro avecinaba una lluvia que se mezclaría con su triste figura al ver que su preciada y amada mujer de grandes pechos había desaparecido, en su lugar se encontraba la nada, la soledad que el pirata aceptaría sin deseo alguno.

Sus lágrimas derrochándose por doquier, mezclándose con la fina agua de lluvia hizo que, al agachar el rostro, sus orbes rojas divisaran algo en el suelo. Un papel, una pista de la mujer que acababa de desaparecer. Un mapa, una dirección con señales, quizá ella vivía en dicho lugar, quizá Meliodas era testigo de un mapa del tesoro mas su inocente mente le decía que su preciada mujer de grandes pechos había escapado de esa isla por temor, miedo a alguien que se había hecho con su tierra. El héroe y sensual pirata quedó fijamente mirando al horizonte mientas su mano sostenía aquel mapa, el sudor recorrió su frente mezclándose con las lágrimas y la lluvia al son que el silencio inundaba el lugar. El rubio pirata de corazón ardiente emprendió el camino, pagando al barquero con monedas recaudadas de trabajos como servir en alguna que otra taberna o vender ropa interior femenina que encontraba y/o robaba. Así fue como el camino regresó al presente donde nuestro protagonista acababa de saltar de la cubierta del barco mercante para depositarse sobre la fina tierra de aquella isla. Su mente despejada, su deseo frenético de encontrar a la mujer le había nublado el sentido hasta el punto de no comprender en qué lugar se encontraba. Tierra firme, pero con el problema de estar envuelta en pantanos y ríos que impiden caminar con sutileza y elegancia, caminar como le gustaba a nuestro pirata de rubios cabellos. Así fue como su camino se veía dificultoso mientras pensaba en la razón por la que aquella mujer de voluminoso pecho poseía dicho mapa ¿Qué era lo que quería encontrar? El dueño del barco, un hombre con aspecto escalofriante quedó en vista de lo que haría el pirata, este sonreía como si esperara algo, como si su destino se viese forzado a mantener la calma pues lo que llegaría atrevería a decir que era escalofriante. Las palabras no servían de nada ya que todo se redujo a un solo estado, a una sola acción, algo había salido del suelo llegando a gran velocidad hacia Meliodas; nada se pudo hacer ya que el impacto fue certero lanzando su pequeño cuerpo a tres metros de distancia dejando que su rostro quedara magullado con lo que parecía ser un arañazo.

Las marcas de tres cortes en su mejilla izquierda desentonaron con sus orbes rojos al son que su boca se cerraba. Ante los ojos de un tercero, la situación era divergente, un joven recién llegado acababa de ser derribado por algo inexistente, por una especie de ser de color verde de cuya figura quedaba en el anonimato pues el barro se le hacía complicada su visualización. Seriedad, nada que mostrar más que una mirada postrada y penetrante en aquel sujeto de figura extraña; Meliodas quedó quito, sus manos caídas y los hombros relajados mientras las gotas de sangre procedente de su mejilla goteaba con lentitud cayendo sobre el blando suelo. La puerta del camarote de cubierta se abrió con lentitud al son que el gruñir de la fina madera hacía resoplar el tenso ambiente, el sonido se mezclaba con el rugido de aquella bestia despiadada y mal educada pues atacar sin antes presentarse no era cortés. Pasos se pudieron sentir sobre aquella cubierta, el capitán caminaba en una sola dirección, la intención de visualizar como se encontraba aquel infante y si las tortugas ya le habrían matado. Exacto, aquel hombre de cabello blanco y dueño de un ostentoso barco conocía el destino de aquella isla, sabía que los seres de verde eran tortugas y que Meliodas ya debería estar más que muerto, para él era un juego; un divertido juego de azar donde llevaba a alguien a la isla para que fuese mutilado y devorado por aquellos seres impuros y de agua dulce. Poco a poco llegaba el susodicho capitán hasta el final de la cubierta lateral donde sus ojos divisarían el resultado de un minuto de silencio, ¿Qué habría pasado con Meliodas? ¿Ya estaría mutilado?

Era lo más normal y entendible mas la cruda realidad quiso que el destino jugara su carta, el tiempo corría y aquel capitán solo pudo gesticular una mueca de terror y asombro pues sus orbes divisaron lo inimaginable. La primera tortuga no había llegado sola ni mucho menos, un grupo de estas se habían arremetido contra el pirata pero eso resultó ser la extrema diversión para el aventurero y locuaz joven que con estilo había arremetido carrera contra sus enemigos allí presentes. La escena fue simple, un salto, un simple salto con el que el pirata desenvainó su espada aferrando su vida en ello mientras que sus rojos ojos podían ver como incontables de tortugas de diferentes tamaños y formas saltaban al mismo momento quedando la escena de una cruenta batalla sin final. Aquel capitán no olvidaría los hechos de aquel día, mientras Meliodas se cubría de heridas el pirata que debería haber caído a la tierra sigue bailando aquí está la ira de Meliodas, como una explosión solar, un rayo amarillo se levanta orgulloso. Meliodas sigue vivo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.