¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Dom Sep 10, 2017 7:37 am.
Últimos temas
» Ficha de Kanok Rey
por Setsu D Law Mar Jun 28, 2016 2:44 pm

» Spectrum (Af. élite)
por Invitado Dom Mayo 01, 2016 8:49 pm

» Roljutsu [Afiliación élite]
por Invitado Dom Abr 24, 2016 1:16 am

» One Piece Sea Emperors { Afiliación Élite }
por Invitado Dom Abr 17, 2016 4:17 pm

» [Elite] D gray man Rol
por Invitado Mar Abr 12, 2016 10:04 am

» Pirate Codex [ Confirmación Af. Élite ]
por Invitado Sáb Abr 09, 2016 9:45 am

Shiki Topsite!
Agradecimientos especiales a The Captain Knows Best, por los recursos tomados, como la zona de afiliación y el tablón de anuncios, de igual formas tablas, de igual forma a source code por las tablas y recursos prestados, Nakama Fighters esta protegido por Creative Commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños. Las imágenes, estilos, fonts y demás pertenecen a sus respectivos dueños, Agradecimientos Especiales por diseño del skin, Tablas y mas a FroshieLicencia Creative Commons
Nakama Fighters por Gol D. Roger se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Afiliados Élite (40/112)
40 por 40Crear foroFairy Tail Chronicles photo untitled45.pngOver ChargeAlmos ImmortalCrear foro
Hermanos (06/10)
Foros Nuevos (00/30)
© HARDROCK
Estadísticas
Tenemos 22 miembros registrados.
El último usuario registrado es JimHornsby6736.

Nuestros miembros han publicado un total de 6041 mensajes en 1092 argumentos.

Roljutsu [Afiliación élite]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Roljutsu [Afiliación élite]

Mensaje por Roljutsu el Dom Abr 24, 2016 1:16 am


Roljutsu


http://www.roljutsu.es



Ambientación


«¿De dónde vinimos? Muchas personas se han hecho esta pregunta a lo largo de los tiempos, pero muy pocos han conseguido respuesta.

Hace eones, la humanidad no conocía el chakra. El mundo se dividía en feudos y los señores mandaban ejércitos enteros a la guerra para conseguir más poder y riqueza. Por quellos días, la política y el poder era lo que imperaba y nadie tenía suficiente de eso... Nunca. Eran malos tiempos para quien no tenía ni una cosa ni la otra.

Pero entonces, de la oscuridad y el anonimato nació un niño con unos ojos muy especiales. Es quien conocemos hoy en día como Rikudo-sennin, el Sabio de los Seis Caminos.

Rikudo se crió cuando la guerra desolaba buena parte del planeta y fuera de todo pronóstico, consiguió sobrevivir gracias a sus extraordinarios poderes. Aún así conoció los estragos de la muerte: sus seres queridos, tanto familia como amigos, no consiguieron sobrevivir. No tardó demasiado tiempo en darse a conocer: un chico tan joven pudiendo destacar entre innumerables combates, saliendo siempre con vida. No fue de estrañar que los señores feudales quisieran contratar sus servios. Pero de nuevo y ante la incredulidad de las personas, decidió enfrentarse a ellos y transmitir su legado al mundo, un mundo que él deseaba ver en paz y armonía. Así nació el Ninshū, un arte que enseñaba a controlar el flujo del chakra para encontrar la serenidad interior.

Los hombres vivieron una época muy larga de paz, donde parecía que la guerra y el rencor habían desapareció. Pero la guerra... La guerra no cambia nunca. No tardaron en darse cuenta de que el Ninshū podía ser utilizado para conseguir dominio sobre otros. Y entonces fue cuando nació lo que hoy en día se conoce como Ninjutsu. Y de nuevo, surgieron afiliaciones entre los países, los nuevos señores feudales otorgaban extensas tierras y privilegios a quien estuviera de su parte. Así nació otro tipo de guerrero: el ninja. El mundo volvió a estar al borde del colapso: los nuevos combates no tenían comparación con sus antecesores. Rikudo-sennin perdió la fe en quienes consideraba sus iguales y se retiró, no se sabe todavía donde, a vivir una vida de paz que no había conseguido aún con todos sus esfuerzos. El padre del Ninshū, el buscador de la paz para todo el mundo, desapareció. Y aquellos que le habían seguido le olvidaron.

Las batallas llegaron a un punto insostenible. La tierra de tornó roja a causa de la sangre derramada. Parecía que incluso los muertos deseaban seguir luchando, empleando todas sus fuerzas en destruir a sus rivales incluso después de la muerte. Fue entonces cuando, como por capricho divino, apareció un árbol gigante, que benerado como a un dios. Aquellos incrédulos y ciegos en el combate no podían siquiera intuir de que, en realidad, estaba maldito. Shinjū, como se conoció a aquél árbol, creció cada vez más alto gracias a la sangre y chakra que se derramaba diariamente. No tardó en producir un fruto, el fruto maldito que comenzó la era de la extinción para la humanidad.

Tal era su poder que se creó una leyenda entorno al fruto: quien lo consumiera, tendría un poder sin inigual en el mundo. Fue un joven quien, tentado por la leyenda todo lo que significaba, fue en busca del fruto... Y lo comió. Quería obtener todo el poder, riquezas y fama que el mundo pudiera darle. Y vaya que si lo hizo. Obtuvo todo el chakra y la fuerza de aquellos que habían muerto en la guerra. El terror que desató no tuvo precedentes, pues no solamente el chakra y la fuerza de sus compañeros caídos fue lo único que consumió, sino también su dolor, su ira y su venganza.

Al ser robado su fruto, el árbol se marchitó y el chakra del chico, que estaba unido al del árbol, se desestabilizó y su mente y su cuerpo se corrompieron. Fue así como nació el Jūbi, un terrorífico monstruo que no tardó en sembrar el caos por todo el planeta. Tal fue el destrozo que originó que Rikudo-sennin se vio obligado a salir de su retiro para enfrentarse a él. Con la fuerza que le otorgaba el Rinnegan, Rikudo-sennin fue capaz de reducir al monstruo, pero no de matarlo, así que decidió sellarlo en su propio cuerpo. Así, se convirtió en el primer Jinchūriki de la historia.

Con el poder que conseguía extraer de aquel monstruo, intentó, de nuevo, poner orden en el mundo. Sin embargo, ya más mayor y más sabio, entendió que la humanidad nunca dejaría de pelear por el poder y el reconocimiento de aquellos que les rodeaban. Entonces ideó un complejo sistema de Villas Ocultas y fundó lo que hoy en día se conocen como las cinco grandes Aldeas: Konoha, Suna, Kiri, Kumo e Iwa, cada uno con un territorio definido pero que tenía la misma cantidad de terreno, para así evitar combates innecesarios. Encargó la tarea de gobernar cada villa a cinco de sus seguidores más fieles, quienes muchos años más tarde serían conocidos como Kages. Como ocurrió en el pasado, de nuevo el anciano desapareció.

Aún con su poder, seguía siendo un ser humano: algún día encontraría la muerte. Comprendió que, al igual que dejar de combatir para los humanos, le resultaba imposible eliminar totalmente la amenaza que suponía el Jūbi. No quería que cayera en manos equivocadas, pues ya había visto de lo que habían sido capaces las personas simplemente con su propio poder. Dejarlo suelto por el mundo tampoco era una opción, si quería que este consiguiera, al fin, la paz que tanto anhelaba. Así pues, dividió el chakra del Jūbi en nueve partes, que tomaron nueve formas distintas, todas ellas de bestias enormes. Estas bestias de chakra son conocidas hoy en día como Bijū. Realmente no se sabe cómo es posible que tengan inteligencia, ni tampoco el motivo de la forma animal, pero las tienen. Les explicó a grandes rasgos el mundo en el que se encontraban, que debían ayudar a la humanidad a encontrar el correcto camino para la paz. Tras esto, con el poder que le quedaba creó la Luna y selló en ella el cuerpo del Jūbi.

Y aunque tras su sacrifio y conocimiento el mundo volvió a conocer la paz, nada dura para siempre. De nuevo comenzaron a combatir por expandir su territorio, por hacerse de notar y demostrar su poder. Poco a poco lo que hizo el Sabio de los Seis Caminos se perdió en el recuerdo. No se sabe quién fue el primero, pero años más tarde de la muerte del anciano, consiguieron dominar a un Bijū y someterlo en contra de su voluntad. Fue utilizado como un arma, un arma jamás vista, que terminó un enorme conflicto en unos pocos días, que de otra forma hubiera llevado meses. Entonces el resto de Villas Ocultas se dieron cuenta del tremendo poder que significaba poseer un Bijū. Se lanzaron en una feroz carrera para capturar, al menos, a uno de los Bijū y así no estar en desventaja.

Tal vez el ansia humana que prácticamente destrozaron el mundo, creando enormes cráteres que todavía hoy en día se pueden ver. Paulatinamente los Bijū consiguieron escapar de sus captores, pero ninguno de ellos creyó lo que el Sabio les había dicho, incluso creyeron que les mintió, pues para ellos los humanos no eran más que seres que sólo buscaban el poder. Seres bélicos cuyo único propósito era destruirse entre ellos por estar demasiado ciegos en sus propios asuntos como para no ver que, en realidad, todos son iguales y buscan el mismo propósito.

Varios líderes sucedieron a los antiguos señores de cada Villa. De esto ha pasado más de cien años. Actualmente son llamados Kage y cada Aldea Oculta tiene sus propios intereses. Hay algo que todavía no ha cambiado y es el afán de la humanidad por destruirse entre ella. La delicada y sutil paz que parece estar en el mundo es el preludio de algo mucho peor. No son pocos los que buscan su propio beneficio, otros directamente quieren ver arder el mundo.

Las generaciones iban pasando pero nada cambiaba. De nuevo, consiguieron las antiguas técnicas para sellar un Bijū y crear Jinchūrikis. Konoha fue la primera, consiguiendo ni más ni menos que el Kyūbi, quien había estado desaparecido durante eones. No eran tan estúpidos como para no aprender algo de su pasado: si lo dejaban libre, causaría el terror, tal vez en su propia Villa. Si lo dominaban, terminaría escapando. Si lo mataban, alguna vez regresaría y querría vengarse. Así que lo encerraron en un recipiente más adecuado, pensando que siempre lo tendrían allí para usarlo cuando quisieran. Pero se equivocaron.

Nadie sabe qué ocurrirá en los siguientes años.

No podemos predecir el futuro, sólo construirlo... O reconstruirlo.

¿A dónde vamos? Muchas personas se han hecho esta pregunta a lo largo de los tiempos, pero nadie ha conseguido respuesta.»
Staff


Inomaru: Administrador
Yuuta: Administrador



Botones


40x40:


Código:
<a href="http://www.roljutsu.es/"><img src="http://i.imgur.com/3RZPkLJ.png" title="Roljutsu"></a>
45x45:


Código:
<a href="http://www.roljutsu.es/"><img src="http://i.imgur.com/qDUghI7.png" title="Roljutsu"></a>

Código:
<a href="http://www.roljutsu.es/"><img src="http://i.imgur.com/04qaHOS.png" title="Roljutsu"></a>
50x50:


Código:
<a href="http://www.roljutsu.es/"><img src="http://i.imgur.com/ZfWxKOr.png" title="Roljutsu"></a>
88x31:


Código:
<a href="http://www.roljutsu.es/"><img src="http://i.imgur.com/eY0JKZ4.jpg" title="Roljutsu"></a>
150x50:


Código:
<a href="http://www.roljutsu.es/"><img src="http://i.imgur.com/ZfWxKOr.png" title="Roljutsu"></a>
480x100:


Código:
<a href="http://www.roljutsu.es/"><img src="http://i.imgur.com/WEBTrgY.jpg" title="Roljutsu"></a>


❣Kendall

Roljutsu
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.